CON MUCHAS FIGURAS Y ALGUNAS AUSENCIAS SE CORRE LA 17° EDICIÓN DE LA «STRADE BIANCHE»

El ciclista neerlandés Mathieu Van der Poel (Alpecin-Deceuninck) y el británico Thomas Pidcock (Ineos Grenadiers) partirán este sábado como cabeza de cartel de la 17ª edición de la Strade Bianche, la carrera del `sterrato´, de las carreteras de tierra que dan personalidad a una carrera única, denominada la «clásica del norte más al sur de Europa», donde no estará presente el último vencedor, el esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates).

Importantes ausencias de Pogacar y del belga Wout Van Aert (Jumbo-Visma), quienes saben lo que es ganar en Siena, pero ambos han optado por la París-Niza y Tirreno-Adriático respectivamente.

No obstante, la participación será interesante con la presencia de Van der Poel, ganador de la Strade Bianche en 2021, de Pidcock, campeón olímpico de bicicleta de montaña y del Mundo de ciclocrós, y la del doble campeón mundial, el francés Julian Alaphilippe, rey del `sterrato´ en 2019.

La carrera será una dura batalla entre los 11 tramos de pistas de tierra que completan 63 kilómetros sobre un total de 183. Los aspirantes al título y al podio aumentan con otros candidatos como los belgas Tijs Benoot (Jumbo-Visma), vencedor en 2018, Tim Wellens (UAE Emirates) y Edward Theuns (Trek-Segafredo) o el esloveno Matej Mohoric (Bahrain-Victorious).

Entre las opciones españolas habrá que seguir con atención a Pello Bilbao, quien asumirá la Strade como líder del Bahrain-Victorious y en buen momento tras los cuartos puestos en la general en la Volta a la Comunitat Valenciana y UAE Tour. En el Ineos, el campeón de España Carlos Rodríguez tratará de mejorar su puesto 15 del reciente Trofeo de Laigueglia.

Movistar saldrá con la baza del portugués Ruben Guerreiro, reciente ganador de la Vuelta a Arabia Saudí y tercero en O Gran Camiño. Será una de las referencias junto a Álex Aranburu dentro de una escuadra que completan Carlos Verona, Nelson Oliveira, Iván Romeo, Lluis Mas y Juri Hollmann.

La clásica de las carreteras blancas presenta el habitual atractivo de sus pistas de tierra, una seña de identidad única que se refleja en sus 11 tramos por los alrededores de Siena. La meta en dicha ciudad tendrá como escenario la espectacular Piazza del Campo.

Los tramos de grava se dividen en 4 partes, una primera de toma de contacto donde se suele consolidar la fuga, con los largos pasos por Lucignano d’Arbia / Pieve a Salti, con casi 20 kilómetros de tierra, y San Martino in Grania, donde se puede hacer la primera selección.

La fase decisiva empieza en Monte Sante Marie, donde la exigencia de las rampas ya hará muy reducido el abanico de favoritos.

Los tres últimos tramos, Vico d’Arbia, Colle Pinzuto y Le Tolfe, en los últimos 20 km de carrera, deberían ser decisivos para sentenciar la Strade Bianche.

VAN VLEUTEN EN LA CARRERA FEMENINA

En la 9ª edición de la Strade Bianche femenina que también se disputa este sábado sobre un recorrido de 136 kilómetros la principal atracción se centra en la neerlandesa el Movistar Annemiek Van Vleuten, doble campeona del Mundo y de la Strade.

Van Vleuten, de 40 años, estará acompañada en el equipo por Sheyla Gutiérrez, Liane Lippert, Emma Norsgaard, Floortje Mackaij y Paula Patiño.

Los pasos por Lucignano d’Arbia y, sobre todo, el Monte Sante Marie son las únicas grandes diferencias del trazado femenino con respecto al masculino.

Últimos vencedores

– 2022. Tadej Pogacar (SLO)
– 2021. Mathieu Van der Poel (NED)
– 2020. Wout Van Aert (BEL)
– 2019. Julian Alaphilippe (FRA)
– 2018. Tiesj Benoot (BEL).

Últimas vencedoras

– 2022. Lotte Kopecky (BEL)
– 2021. Chantal Van den Broeck Blaak (NED)
– 2020. Annemiek Van Vleuten (NED)
– 2019. Annemiek Van Vleuten (NED).

Es Ciclismo

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Ciclismo

Noticias relacionadas

error: Content is protected !!
Scroll al inicio