MATHIEU VAN DER POEL: «MENOS MAL QUE PUDE SEGUIR DESPUES DE LA CAÍDA»

Mathieu van der Poel ya forma parte de la historia del ciclismo. El tiempo determinará qué lugar ocupa en la mesa de los más grandes, pero no cabe duda de que ya tiene un asiento. Desde este domingo, el neerlandés relega del trono del ciclismo a Remco Evenepoel como nuevo campeón del mundo después de un triunfo bestial en Glasgow. Se cayó a 16 km de meta, acabó magullado, pero la adrenalina superaba al dolor. Y la gloria era todavía mayor. Ni el cierre roto de su zapatilla derecha le impidió vencer con absoluta superioridad. Qué orgullo sentirá su abuelo, el legendario Raymond Poulidor, allá donde esté, con la gesta de su nieto, que ha conseguido su primera medalla mundialista subiendo a lo más alto del podio. ‘Pou Pou’ nunca llegó a ese peldaño en ninguno de sus cuatro podios en Mundiales: tres bronces y una plata. Honorífica estirpe.

“Esta victoria significa todo para mí. Era uno de los objetivos más grandes que me quedaban, y ganarlo hoy es increíble. En mi opinión, este triunfo completa mi carrera, es la mayor victoria en carretera. Todavía no puedo imaginarme usando el arcoíris durante un año”, explicó Van der Poel antes de subir al podio, culminación de una gesta que hasta la fecha nadie jamás ha conseguido en ciclismo. En este 2023, el neerlandés se ha convertido en el primer ciclista de la historia que conquista Milán-San Remo, París-Roubaix y el maillot arcoíris en el mismo año. Una auténtica locura.

Con las emociones a flor de piel, ‘MVP’ analizó la carrera que le hizo tocar el cielo: “Menos mal que pude seguir después de la caída. Si me hubiera costado el título mundial, no habría podido dormir en noches. Sabía que era el momento más difícil de la carrera, me sentía fuerte y vi que el resto estaba en el límite. Cuando nadie podía seguirme, me puse las alas. No corrí ningún riesgo, en absoluto. En esa curva no pude evitar caerme. Estaba enojado conmigo mismo, pero a veces el suelo estaba muy resbaladizo. Menos mal que no me lesioné de importancia”.

Brillante futuro

Pocos retos por delante le quedan a Van der Poel, pese a sus 28 años. Así lo demuestra un palmarés envidiable en el que figuran tres de los cinco monumentos, por lo que únicamente le restan Lieja y Lombardía para completar la colección. De conseguirlo, igualaría a dos leyendas como Eddy Merckx y Rik van Looy como únicos ciclistas de la historia que han ganado los cinco monumentos y el oro mundial. Y por si fuera poco, el próximo sábado tendrá la oportunidad de ampliar aún más su leyenda. En caso de proclamarse campeón del mundo de MTB en cross country, tendría tres títulos mundiales en disciplinas diferentes, además, todos ellos conquistados en este 2023. No somos conscientes…

Nuestro Ciclismo – Foto Gary Main (Nuestro Ciclismo)

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Ciclismo

Noticias relacionadas

error: Content is protected !!
Scroll al inicio